domingo, 24 de febrero de 2008

Un vestido, dos revistas

Entraste en un lugar y hay otra chica con un vestido igual al tuyo?, si no te ha pasado seguro lo has visto, y es que en el mundo de ready to wear la exclusividad es prácticamente nula, y tanto sucede que hasta las famosas han visto como al pasear por una alfombra roja o asistir a una glamorosa fiesta existe otra fémina de gusto similar y atuendo idéntico.

Pasa hasta en el mundo editorial de las grandes revistas, donde los bocetos o "libros" son guardados celosamente para evitar que se filtren las ideas y se copien los vestidos y accesorios que un enjambre de diligentes pasantes y asistentes se encargan de buscar en las casas de moda más afamadas, tal y como se ve "Devil wears Prada", ya que de eso dependen nuestras aspiraciones, aquello que todas quisiéramos usar para la próxima temporada y que los manufactureros versionarán y copiarán para hacer llegar el estilo a las "masas". Ese sentido de exclusividad y status es lo que hace a las revistas engrosar sus tirajes para que las simples mortales soñemos con el lujo y el glamour.
Pero como la originalidad es elusiva, pasó delante de mis ojos, con dos magazines de moda de producción norteamericana. Se trata de las ediciones del venidero mes de marzo de Elle y InStyle que muestran en sus páginas interiores a dos destacadas actrices luciendo exactamente el mismo modelo primaveral de seda floreada de Ralph Laurent Collection.


En Elle lo luce Amy Adams la actriz que interpretara a la princesa Gisselle en la película de Disney Encantada, y en InStyle es Eva Longoria, la Desperate Housewife favorita de la comunidad hispana, quien lo usó con un cinturón distinto y otros accesorios.


Así que si ves en otra mujer tu misma indumentaria, ni te amargues ni te escondas, disfruta tu salida! y a las publicaciones de todo el mundo: sigan procurando la originalidad, aún cuando las tendencias los lleven a "copiarse" sin saberlo.

2 comentarios:

Jennifer Barreto-Leyva dijo...

Quizá por la talla que uso y lo difícil que es conseguir ropa acá no he tenido la experiencia de verme reflejada como espejo con otra persona.

Sin embargo tengo una amiga (Inglevis) que tiene una o dos tallas más o menos que yo, y tenemos solo 2 piezas iguales, debido a que las compramos en una de estas tiendas populares. Por suerte nunca hemos coincidido pero si te digo que nos hemos reido muchísimo con el asunto.

Creo que como dices no hay que amargarse por el tema, como dicen por ahí "hasta en las mejores familias sucede" jeje

Un besito.

Ysabel Francis Velásquez dijo...

Hola Jen:

Así es, "hasta en las mejores familias".

Te cuento que a mí tampoco me ha pasado y no es que mi ropa sea exclusiva, "de diseñador" o mucho menos, pero si lo he visto y mucahs "salen corriendo"

Yo creo que tal como muestra la foto la clave está en los accesorios, por igual que sea la ropa cada una siempre tiende a darle su toque personal.

Un abrazo